"Muy sentida es la muerte cuando el padre queda vivo"

«Muy sentida es la muerte cuando el padre queda vivo»
Lucio Anneo Séneca (2 AC-65) Filósofo latino

Con la frase de este filósofo comienzo este artículo que he meditado mucho en escribir, por las consideraciones que de ello se generan, por lo crítico del mismo para algunos y porque me escapo completamente de mi línea de mis artículo, pero creo que a veces es necesario ser muy sinceros.

Tal como se sabrá el día 29 de Agosto de 2008, un trágico suceso aconteció. En el norte de nuestro país, específicamente en la carretera CH-11 que une Arica con el Lago Chungará , un bus que llevaba a todas las alumnas del IID del Colegio Cumbres Femenino en su Viaje de Estudios se desbarrancó, costando la vida de 9 niñas.

Como declaración de principios señalo que soy católico y que comparto el dolor de los familiares de las víctimas, concordando que el dolor es aun mayor por la pérdida de vidas que aun tenían mucho que ofrecer y desarrollarse. De esa idea saco la cita iniciar.

Sin embargo, tal como reconozco que es un lamentable suceso, me parece que fue demasiado el tratamiento que se le dió a este hecho por parte de las autoridades y de los medios de comunicación principalmente.

Quizás pueda sentirse que mi tono es un poco de resentimiento social, pero mi gran duda es saber que hubiera pasado si las fallecidas fueran alumnas de una escuela con números y no de un exclusivo colegio de Santiago.

Perdonen mi franqueza, pero una muerte es una muerte y no porque el segmento perjudicado sea el ABC1 debería verse más acogido su lamento. O invirtiendo la óptica, los pobres también tienen el derecho de utilizar recursos del Estado (como aviones de la FACH) cuando ocurran accidentes similares.

Analizando aun más esto, incluso veo (con horror, disculpen mi franqueza), que estas repercusiones han trascendido hasta el Congreso, donde se presentará un proyecto de ley para el cambio de nombre para la Carretera CH-11 (Interurbana
Arica-Putre) donde fue el accidente por el de una de las niñas en su recuerdo, y que ya está siendo desarrollado por la Diputada Marcela Cubillos. Veo que existe un grupo en Facebook que desarrolla esta iniciativa.

Lo siento. No puedo dejar de mostrar las diferencias que se ven a diario en nuestro país y la discriminación encubierta que existe al respecto.

Nuevamente mis más sentidos pésame a las familias. Entiendo que su dolor es personal y debe quedar enmarcado dentro del núcleo familiar y no farandulizarlo.

¿Disfrutaste esta entrada? Por qué no dejas un comentario abajo y continúas la conversación, o te suscribes a mi feed y obtienes artículos como este enviados a tu lector de feeds.

Comentarios

Estimado Pedro:
Al igual que los demás comentarios concuerdo plenamente con tu nota.
En Chile mueren muchos jóvenes y niños, hijos de padres que quedan en la más absoluta pena.
Como madre ni siquiera me he puesto a pensar que me ocurría en un evento como ese…
Muy bueno tu artículo
Un abrazo

Estimado Pedro:
Al igual que los demás comentarios concuerdo plenamente con tu nota.
En Chile mueren muchos jóvenes y niños, hijos de padres que quedan en la más absoluta pena.
Como madre ni siquiera me he puesto a pensar que me ocurría en un evento como ese…
Muy bueno tu artículo
Un abrazo

Muchas gracias a todos por sus comentarios.
Yo pensé que iba a encontrar más personas que se opusieran a mi punto de vista y me clasificaran de «resentido social» , pero veo que no estaba tan equivocado.

Sauce:
pues solo mirando un poco supe que una de las víctimas es del abogado que defendió a Pinochet en Londres.

Carlos.
a ese punto también me refiero en un comentario a otro blog que copio y pego:
«Las autoridades NO tienen la misma reacción y es lo que me molesta más. No contra las familias y sus recursos, sino la eficiencia al colaborar, auxiliar, ayudar solo en determinados casos y en otros no.
Así, por ejemplo, (y este ejemplo me lo dio una buena amiga que compartía sus pensamientos conmigo) cuando desaparecieron las niñas de Alto Hospicio en un principio las mismas autoridades barajaban la hipótesis de que estas menores (que finalmente habían sido asesinadas), hubieran escapado de sus casas para dedicarse a la prostitución.
¿Acaso se le da el mismo tratamiento informativo a que si una de estas niñas del colegio Cumbres hubiera desaparecido, se plantearía la misma conclusión a priori?

Vuelvo a decir. El accidente es algo lamentable, pero me vi forzado a sentir pena por las muertes de estas niñas de una forma más presionada, por los medios de comunicación, las autoridades, por todo!. Se dice 9 angelitos se fueron al cielo. Pues bueno. Creo que todos los niños que mueren son angelitos y la sociedad debería considerarlos asi, a pesar que algunos menores vivan en la pobreza, en hogares del Sename que se incendian, bañandose con agua fría o en escuelas públicas y no en colegios privados. Ese es mi punto.»
es francamente lamentable todo lo que pasó.

David,
gracias por el comentario. Mi comentario anterior complementa tu visión.

Rodrigo. También lloran, pero son consolados por el Estado.

Daniel.
Una cosa es que pase y otra es si debe pasar o si somos indiferentes y por último no decimos nuestra opinión. Yo hice lo último, QUizás no sirva de mucho, pero sí para dar cuenta de voces disidentes.

Evelyn:
gracias por tu comentario. Mi intención era justamente hacer un artículo un tanto objetivo, sin dejar de lado mi opinión.

y saludos a todos los demás visitantes que aun no opinan

Muchas gracias a todos por sus comentarios.
Yo pensé que iba a encontrar más personas que se opusieran a mi punto de vista y me clasificaran de «resentido social» , pero veo que no estaba tan equivocado.

Sauce:
pues solo mirando un poco supe que una de las víctimas es del abogado que defendió a Pinochet en Londres.

Carlos.
a ese punto también me refiero en un comentario a otro blog que copio y pego:
«Las autoridades NO tienen la misma reacción y es lo que me molesta más. No contra las familias y sus recursos, sino la eficiencia al colaborar, auxiliar, ayudar solo en determinados casos y en otros no.
Así, por ejemplo, (y este ejemplo me lo dio una buena amiga que compartía sus pensamientos conmigo) cuando desaparecieron las niñas de Alto Hospicio en un principio las mismas autoridades barajaban la hipótesis de que estas menores (que finalmente habían sido asesinadas), hubieran escapado de sus casas para dedicarse a la prostitución.
¿Acaso se le da el mismo tratamiento informativo a que si una de estas niñas del colegio Cumbres hubiera desaparecido, se plantearía la misma conclusión a priori?

Vuelvo a decir. El accidente es algo lamentable, pero me vi forzado a sentir pena por las muertes de estas niñas de una forma más presionada, por los medios de comunicación, las autoridades, por todo!. Se dice 9 angelitos se fueron al cielo. Pues bueno. Creo que todos los niños que mueren son angelitos y la sociedad debería considerarlos asi, a pesar que algunos menores vivan en la pobreza, en hogares del Sename que se incendian, bañandose con agua fría o en escuelas públicas y no en colegios privados. Ese es mi punto.»
es francamente lamentable todo lo que pasó.

David,
gracias por el comentario. Mi comentario anterior complementa tu visión.

Rodrigo. También lloran, pero son consolados por el Estado.

Daniel.
Una cosa es que pase y otra es si debe pasar o si somos indiferentes y por último no decimos nuestra opinión. Yo hice lo último, QUizás no sirva de mucho, pero sí para dar cuenta de voces disidentes.

Evelyn:
gracias por tu comentario. Mi intención era justamente hacer un artículo un tanto objetivo, sin dejar de lado mi opinión.

y saludos a todos los demás visitantes que aun no opinan

Disculpa,el formulario de comentarios esta cerrado en estos momentos.