Software libre en la Administración del Estado

software_libre Recuerdo que cuando a fin del año pasado y cuando recién empezaba en su cargo el actual Secretario Ejecutivo de la Estrategia Digital, Ernesto Evans, lanzó una frase bastante controvertida si lo leemos sin entender el contexto:

“imponer el código abierto sería como un Transantiago tecnológico.”

Y todo a raíz de la polémica que surgió cuando casi se aprueba una propuesta del senador Navarro respecto a incorporación de software libre en la administración del Estado vía Ley de Presupuesto para el año 2009 y que comentamos acá.

Sin embargo la incorporación del software libre en la Administración del Estado ha comenzado a dar grandes pasos y es interesante notarlos y compartir sus experiencias de éxitos para una adecuada implementación a nivel general.

Y no nos estamos refiriendo a los casos de éxitos que vemos a diario en países extranjeros, tal como el caso de Francia, en donde la policía ahorró mas de U$68 millones por cambiar el sistema operativo a Ubuntu, donde Cuba tiene su propia distro de linux  y en donde estudios pronostican que EEUU podría ahorrar en 3 años mas de 3,7 mil millones de dólares con el uso de software open-source.

En el caso de Chile, recientemente estuvimos en un encuentro donde se llevó a cabo la presentación del primer estudio sobre Uso de Software Libre en el Estado, encomendado por la Secretaría Ejecutiva de la Estrategia Digital y en la cual se hizo un análisis técnico, de gestión y hasta legales sobre el uso del FLOSS en la administración. Un artículo muy completo lo leemos en fayerwayer y el informe lo pueden descargar de aca.

Coincidentemente con esto, y de una forma bastante reflexiva y acertada, en la editorial del diario La Tercera del día 24 de mayo recién pasado, se comentó sobre la introducción del Software Libre y los beneficios que ello conllevan, no tan solo en el orden económico, sino también técnicos y humanos (especialmente para evitar la dependencia tecnológica en la que se encuentran muchas instituciones y personas).

Caso Biblioteca del Congreso Nacional y la SUBTEL

Tal como nos dice un artículo de la Biblioteca del Congreso Nacional, desde el año 2004 la jefatura informática, apoyada fuertemente por la dirección, estableció una serie de criterios para apoyar el cumplimiento de sus tareas:

Estricto apego a estándares abiertos: para cumplir con su rol de gestionar la
memoria legislativa de Chile, la BCN utiliza estándares abiertos cuando sea posible.

Velar por la Seguridad y Transparencia: Optan por software libre para poder certificar el funcionamiento del mismo software, lo que es difícil de lograr con software propietario.

El sitio web de la BCN está construido en base a Plone, el que cumple con estos criterios, además de ser una solución mucho más barata que sus contrapartes comerciales.

Esto a permitido que la Biblioteca del Congreso se destaque en el buen uso de los recursos tecnológicos y económicos con los que cuenta.

Respecto a la SUBTEL, con alegría también leo el Mercurio del día de hoy 25 de marzo el subsecretario de Telecomunicaciones, Pablo Bello, anunció que la Subtel cambió su software de productividad por soluciones basadas en software libre.

La finalidad es convertirse «en piloto» para que otras reparticiones de Gobierno se den cuenta de que es posible trabajar con software libre. La iniciativa incluyó capacitación a todo el personal.

Las palabras del subsecretario fueron:

«Actualmente el 70% de los computadores de la subsecretaría usa software libre, esto es sistema operativo Linux, con Open Office y Firefox. De hecho mi propio computador portátil posee Ubuntu»,

Es, pues, otra muestra de como cuando las autoridades están consientes de los beneficios del software libre y adoptan estrategias concretas, son un modelo a seguir por las restantes entidades del Estado.

Finalmente (y como reflexión personal), hago un llamado a tener mucho ojo y consideración al concepto que se acuña cuando se habla de software y administración pública y que es la llamada  «imparcialidad tecnológica informada» . Personalmente creo que tiene actualmente bastantes bemoles como lo tiene el concepto de “neutralidad tecnológica” y que justamente fue utilizada por la ACTI para evitar que el estado impusiera software libre, porque presuntamente con esta actitud se rompería esta “neutralidad” que debiera existir (CHAN!).
Es necesario pues, estar atento a los que usan en sus diálogos el término «imparcialidad tecnológica informada» y comprender el sentido de su utilización.

fuente foto: http://www.softwarelibre.cl

¿Disfrutaste esta entrada? Por qué no dejas un comentario abajo y continúas la conversación, o te suscribes a mi feed y obtienes artículos como este enviados a tu lector de feeds.