Los desafíos de la norma de Tv Digital

control remoto Tras el anuncio presidencial sobre la elección de la norma japonesa como estándar de televisión digital en Chile, convierte a nuestro país en la cuarta nación que adopta este estándar en Sudamérica, después de Argentina, Perú y Brasil.

Tal como nosotros lo habíamos señalado con anterioridad, las 4 principales razones de la opción por esta norma son:

1. Su tecnología de compresión, que permite introducir más canales en el mismo espacio del espectro radioeléctrico. Donde hoy se transmite una señal podrán transmitirse dos de alta definición o bien ocho estándares.

2. La calidad de la señal, que permite ver con la misma nitidez que un DVD dentro de las casas.

3. La capacidad de transmisión móvil, ya que los nuevos celulares podrán captar TV digital sin que los usuarios paguen por la señal. Será como tener un celular con radio.

4. Su adaptación y uso en zonas geográficas accidentadas como es el caso de nuestro país.

Hay que considerar que actualmente en Chile, más del 65% de los hogares tiene acceso solo a la Televisión abierta, utilizando muchos de ellos antenas interiores en sus propios televisores para su recepción. Con la implementación de la TV digital mejorará sustancialmente la calidad de imagen y sonido que se recibe en las casas, además de posibilitar a futuro el acceso progresivo a nuevos servicios y aplicaciones interactivas.

Por otro lado también debemos considerar que la cantidad de teléfonos celulares en Chile llegó a 15,88 millones a finales de 2008, lo que sumado a la bondad de la movilidad de la TV Digital japonesa, permitiría potenciar el rol integrador y social de la TV abierta.

Esta “revolución de la TV Chilena” generada por la definición de la norma de tv digital terrestre nos genera grandes desafíos como son:

· Posibilidad de contar con nuevos canales de televisión que den espacio a programación local, comunitaria y cultural.

· Apertura de oportunidades para generación de aplicaciones y un mayor desarrollo tecnológico de nuestro país.

· La ubicuidad de las telecomunicaciones, que consiste en estar conectado en cualquier momento y en cualquier lugar, utilizando adecuadamente las tecnologías para este fin.

· Asociado a la conectividad vía Tv digital, surge el desafío de posicionar la Estrategia Digital en las Políticas Tecnológicas del Estado.

En este último sentido nuestro país debe dar un salto claro hacia el futuro y debemos posicionarlo como una nación líder en el ámbito tecnológico.

Para ello, junto al desarrollo de la TV Digital se debe fortalecer la conectividad por banda ancha a internet, a través de una Infraestructura Pública Digital que posicione el rol del Estado velando por la integración, igualdad y democratización de los accesos a todos los chilenos.
Este plan se concreta a través del cableado con fibra óptica por todo el país, dotando a los servicios públicos, escuelas públicas, consultorios, carabineros, etc. De conectividad de alta velocidad, generando aplicaciones específicas tanto como domicilio digital, ficha electrónica de salud, fortalecimiento del gobierno electrónico y más.

Nuestro gran desafío, por tanto, es aprovechar este impulso, propiciar verdaderas políticas tecnológicas y finalmente generar mayores condiciones para un verdadero desarrollo tecnológico de país.

No hay que dejar de lado al mismo tiempo el proyecto de ley sobre TV Digital que se encuentra en estudio en el Congreso (específicamente en la Cámara de Diputados), porque le da sentido, coherencia y otorga una herramienta de potencia a la norma y coincide con el interés de posicionar y desarrollar aspectos comunitarios, culturales y educativos de este medio de comunicación social.

¿Cómo se potencia lo anterior?

La llamada “voluntad política” es indispensable, junto a la adecuación de estas ideas en propuestas programáticas presidenciales (ideal).
Por lo mismo, aprovecharemos el seminario sobre TV Digital y conectividad que se organiza en este momento para dar cabida a la discusión y análisis de las expectativas que buscamos. Es posible. En eso trabajamos.

¿Disfrutaste esta entrada? Por qué no dejas un comentario abajo y continúas la conversación, o te suscribes a mi feed y obtienes artículos como este enviados a tu lector de feeds.