El mundo le dice NO! a Microsoft… por el momento

810_office Finalmente las dudas se disiparon. Tal como lo había comentado anteriormente, Microsoft había propuesto que el formato OpenXml se convirtiera en un formato estándar. Sin embargo la Organización Internacional de Estandardización (ISO en inglés) gracias a los votos de sus miembros, rechazó la petición de Microsoft.
Treinta y seis por ciento de los miembros nacionales de la organización votaron contra la estandardización del paquete de programas informáticos Office. Las reglas de la ISO estipulan que no se puede aprobar un proyecto con más de un 25% en contra.
Respecto a que sucedió con el voto de nuestro país, finalmente la INN se abstuvo de votar en su favor. O sea, no votó ni en contra del formato ni a su favor… unos DCs cualquiera.

Sin embargo, este rechazo es con elástico.La organización de igual forma se reunirá de nuevo en su sede de Ginebra en febrero de 2008 para revisar la votación y la posibilidad de efectuar cambios al proyecto del gigante estadounidense y sus socios industriales. Es decir, le darán una segunda oportunidad para que Tio Bill Gates corrompa a los estados y compre sus votos con su maquinaria económica que presenta. Casos como Suecia, Portugal , Suiza y muchos más demuestran esta falta de transparencia (pueden ver los casos exactos y un detalle en el post de francotirador).
Debemos recordar que Microsoft ya se encuentra enfrascado en una gigantesca batalla legal con la Unión Europea por presunto abuso de su posición de mercado dominante a través de su sistema operativo Windows, y al mismo tiempo en nuestro país, existe una gran discusión , con la creación de una comunidad virtual llamada «liberación digital» , por el acuerdo marco de Microsoft-Chile.

¿Disfrutaste esta entrada? Por qué no dejas un comentario abajo y continúas la conversación, o te suscribes a mi feed y obtienes artículos como este enviados a tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Disculpa,el formulario de comentarios esta cerrado en estos momentos.