Aprobado finalmente proyecto de instalación de antenas en parlamento

Luego de que el proyecto de ley  Boletín Nº 4991-15  quedara en manos de comisión mixta entre diputados y senadores para la definición de un texto común, dicha comisión llegó a un acuerdo respecto a varias normas que no habían sido aprobadas y por tramitación legislativa, el texto debía volver a la cámara de Diputados y al Senado para su aprobación o eventual rechazo y en tal caso, dichas normas no figurarían en proyecto final a despachar por el congreso.

Sin embargo, siguiendo la lógica hace un par de semanas atrás la Cámara de Diputados por amplia mayoría (102 votos a favor, 2 contra y 5 abstenciones), aprobó el informe de comisión mixta y pasó al senado para su vista.

En la comisión hubo varios cambios, pero manteniendo el criterio que primó en la discusión en la comisión de transportes y telecomunicaciones del senado y que en su oportunidad fuera aprobada por dicha corporación (y cuyas principales características comentábamos acá).

Es así como este 10 de enero el senado finalmente votó el proyecto de instalación de antenas y finalmente tras más de 10 años desde el primer proyecto presentado al respecto (que luego se fusionó con otros que regulaban la materia), fue despachado del parlamento el texto definitivo aprobado.

Sin embargo, en la discusión del senado los senadores García-Huidobro y Larraín Fernández , a pesar de votar a favor de la iniciativa, hicieron una «reserva de constitucionalidad» (aunque señalaron que no ejercerían requerimiento ante el Tribunal Constitucional) frente a normas transitorias que tienen cierto grado de retroactividad y que obligarían en determinados casos a retiro de antenas actualmente ya instaladas, sobre todo cerca de establecimientos educacionales, centros hospitalarios, hogares de ancianos, etc. Esta figura de «inconstitucionalidad» ya había sido cuestionada por las empresas de telecomunicaciones, durante la discusión parlamentaria, sobre todo porque presumiblemente estarían afectando derechos de propiedad. Sin perjuicio de ello, estimamos que esta hipótesis no es válida, considerando que no es afectado su concesión en telefonía celular, sino que simplemente deben respetar normativa sobre distanciamientos a ciertos puntos, pudiendo incluso mantener las antenas en el mismo lugar, pero reduciendo el tamaño de las torres.

Es importante lo anterior, porque el proyecto ya despachado del congreso debe pasar por el Tribunal Constitucional para su examen y posterior envío al Presidente de la República para su promulgación y publicación en diario oficial, convirtiéndose finalmente en ley.

Los principales hitos del proyecto son:

Finalmente y para entender que es zona de protección, se establece (referidas a torres de más de 12 metros) :

» Tampoco podrán emplazarse torres soporte de antenas y sistemas radiantes de transmisión de telecomunicaciones dentro de establecimientos educacionales públicos o privados, salas cuna, jardines infantiles, hospitales, clínicas o consultorios, predios urbanos donde existan torres de alta tensión, ni hogares de ancianos u otras áreas sensibles de protección así definidas por la Subsecretaría de Telecomunicaciones, ni en sitios ubicados a una distancia menor a cuatro veces la altura de la torre de los deslindes de estos establecimientos, con un mínimo de 50 metros de distancia…».

Sólo me resta comentar y destacar el rol que tuvo la sociedad civil (a través de grupos organizados de vecinos, instituciones, asesores, etc), en la discusión y legítima defensa de los derechos de los ciudadanos, muchas veces afectadas por la falta de regulación preventiva o autorregulación nula de las empresas de telecomunicaciones.

También, a pesar del plazo transcurrido, de parlamentarios que dedicaron un estudio profundo al respecto y buscando en el equilibrio necesario para el desarrollo de las telecomunicaciones y la protección de salud y urbanismo del entorno de vecinos.

Por último, al rol del Ministerio y la Subsecretaría de Telecomunicaciones al darle urgencia a este proyecto tan esperado por los ciudadanos.

Esperemos que se de curso normal al texto aprobado y finalmente sea ley.

¿Disfrutaste esta entrada? Por qué no dejas un comentario abajo y continúas la conversación, o te suscribes a mi feed y obtienes artículos como este enviados a tu lector de feeds.