140scl o como llamar la atención a la twittósfera criolla

El miércoles 2 de junio en la terraza del Edificio Telefónica se dio lugar a un encuentro denominado «140scl» y que generó antes, durante y después, mucha expectación y polémica.

Todo comenzó cuando se anunció la realización de una fiesta, pero que sería privada y los invitados serían 140 personas (aunque en realidad habían mucho más que esa cantidad) que tenían algo en común… eran los «chilenos mejor conectados en twitter» o los más «influyentes» como se anunció y dijo por ahí.

#confieso que recibí la invitación para participar en este evento una semana antes. No tenía ni idea de lo que se trataba ni que se iba a realizar, pero me generó curiosidad participar. Más que decir que soy o no «influyente» en twitter, me imaginé que la invitación venía porque abrí mi cuenta de twitter hace más de 3 años atrás, por lo que podemos decir que formo parte de los más veteranos en esta red social en Chile.

Por estar en Valparaíso, participando en la comisión de Transportes y Telecomunicaciones más Economía, que dio luz verde a un texto definitivo para el proyecto de Neutralidad de la Red (que será votada en pleno por el Senado pronto y que haremos una nota al respecto más adelante), no pude llegar a tiempo y me perdí la bienvenida y palabras de recepción de los convocantes. Sin embargo me dijeron que una presentación que iba a ser mostrada falló, por lo que poco se pudo saber de la real razón de la convocatoria.

Cuando llegué, pude apreciar muchas personas y me costó reconocer a los «twitteros reales». La chapita que indicaba tu nombre de twitter era pequeña y los contrastes de color hacían poco visible el nombre, por lo que para comenzar a conversar había que directamente preguntar como era su nick en Twitter.

Había de todo. Personas desconocidas, gente del espectáculo y TV, políticos, ex figuras, empresarios, reporteros y cámaras, vino y tragos gratis, música bastante fuerte y mucho calor con una vista hacia la ciudad de Santiago desde el piso 31 del edificio. Era todo un ambiente ideado para conversar cara a cara y tratar de reconocer memorables updates con rostros concretos.

Personalmente estuve un rato prudente y conversé con muchos twitteros que conozco en forma real, pero también aproveché de conversar con varios que aún no tenía la oportunidad de conocerlos, lo que para mi vincula aún más los mensajes enviados con quien los escribe.

La verdad, creo que el evento sirvió para llamar la atención a la twittósfera chilena. Hubo muchos comentarios respecto a los invitados que habían, los que faltaron ser invitados, los que querían estar presentes, pero no fueron convocados, los que jamás nunca irían aunque fuesen considerados… en fin, dicen que hubo más de 2 millones de comentarios en relación a #140scl.

Puedo decir sí, que la organización a mi entender perdió una oportunidad de hacer algo con esta masa de personas. No hubo un hilo conductor (más que reunir), ni conclusiones de lo que esto significaba ni menos lo que se quiere hacer para el futuro.

Seguramente las polémicas respecto al evento seguirán y los coletazos del encuentro estarán presente en twitter por mucho tiempo más. Lo importante, para mi, es entender que existe una masa de gente, de personas, común y corriente, que sí tienen algo que decir y muchas otras que los leerán, eso sin considerar que más de alguno de los invitados se sentirá especial y reconocido y pensará que es realmente una persona «influyente» (aunque en la práctica no lo sea).

Y respecto al evento, reafirmo absolutamente lo que dije en una cuña que aparece en la nota realizada por el Mostrador.tv denominada los 140 «mas influyentes» de twitter…

…Internet lo que hace es democratizar el acceso, todos somos iguales…
Y este tipo de actividades lo que hace es «endiosar» a algunos

acá va el video de El Mostrador para que lo vean.

ubicación del evento:

¿Disfrutaste esta entrada? Por qué no dejas un comentario abajo y continúas la conversación, o te suscribes a mi feed y obtienes artículos como este enviados a tu lector de feeds.